<div style="display:inline;"> <img height="1" width="1" style="border-style:none;" alt="" src="//googleads.g.doubleclick.net/pagead/viewthroughconversion/1005447266/?value=0&amp;guid=ON&amp;script=0">

5 estrategias a la hora de desarrollar un plan de internacionalización

Un buen plan de internacionalización requiere de mucha planificación y estrategias firmes

La internacionalización de una empresa es uno de los mayores retos a los que se presenta un negocio: una emocionante aventura que abordar en el momento en el que nos encontremos con la correcta posición en el mercado como para buscar una mayor credibilidad ante posibles inversores, imagen de marca y fidelización de clientes en todo el mundo.

Pero el proceso de internacionalización no es de entrada sencillo: abordar un mercado nuevo supone tener que explorarlo, sin caer en el error inicial de querer extrapolar la estrategia ganadora que nos ha conseguido ser vistos como una empresa puntera en nuestro país, y midiendo cada paso para asegurar la inversión y el esfuerzo extra de relanzar una empresa en el extranjero con cierta experiencia a sus espaldas.

Para poder caminar con paso firme en esta aventura de romper fronteras, os ofrecemos 5 estrategias que te servirán de apoyo a la hora de desarrollar un plan de internacionalización.

#1 Estudia tu mercado y refléjalo en el plan de internacionalización

Un plan de internacionalización debe ser nuestra biblia particular: reflejar cada uno de los aspectos y circunstancias que nos vamos a encontrar y las distintas formas de superarlas con éxito.

La clave de llevar a cabo una expansión de fronteras comerciales reside en no dar ni un paso a ciegas, y para ello, debemos manejar la máxima información al respecto del mercado a abordar. Para ello, no debemos dudar en realizar estudios de mercado previos que nos den una visión no sólo si nuestro producto tiene posibilidades de triunfar, sino también qué aspectos de éste debemos mejorar, cómo trabaja la competencia al respecto, cuáles son nuestros puntos débiles y nuestros puntos fuertes, etc.

Por otra parte no nos debemos olvidar de nuestro público objetivo, teniendo en cuenta que según qué producto y qué mercado abordemos, este puede ser más o menos amplio, y que en un principio nos conviene más dirigirnos a un público específico, segmentado, que no a uno general (sobre todo si la competencia es alta o los competidores cuentan con un grado de aceptación alto entre los consumidores).

#2 Visita ferias internacionales del sector

El papel de las ferias en una estrategia de internacionalización es clave: tanto como asistente como de expositor como veremos más adelante. La razón no es otra que tener la oportunidad perfecta para medir la fuerza del sector, conocer cómo es tu competencia y cómo se desenvuelve, qué demandan tus clientes ideales y cómo se les satisface, a qué acuden a cada stand y otras preguntas cuyas respuestas las encontraremos en un mismo lugar.

Importante es que reparemos en cuál es el stand de diseño más visitado y por qué, las claves de su éxito, tanto para adaptarlas en una posterior visita a la feria como expositores, como para conocer el gancho de sus productos y el por qué quedan satisfechos sus clientes.

#3 Busca partners o colaboradores

Como seguramente te quedará en el recuerdo de los inicios de tu empresa que ahora te planteas lanzar al extranjero, la emprendeduría tiene momentos duros, y a pesar de que podamos levantar una empresa por nosotros mismos, queramos o no, en algún momento hemos tenido que acudir a terceros para que nos den apoyo.

La internacionalización es como emprender de nuevo pero en el extranjero, con la dificultad añadida de no conocer del todo cómo funciona este nuevo mercado. Por ello, no dudes en apoyarte tanto en colaboradores imprescindibles que te puedan asesorar (desde financieras hasta distribuidores) como en posibles socios que gracias al conocimiento que tienen del mercado que vas a abordar, puedan guiarte y llevar aquellos temas en el que alguien dentro de las fronteras que queremos romper sea un factor ventajoso.

Esta estrategia de contar con un socio en el extranjero previamente, se puede afinar acudiendo a las ferias del sector, donde además de exponer el producto y buscar clientes, se realizan negocios de alto nivel.

#4 Tantea el terreno antes de tomar decisiones relevantes

Gracias a todos los datos recabados tanto en el plan de internacionalización como en la visita a ferias sectoriales, podemos obtener un perfil del nuevo mercado a abordar que nos sirva para afinar la estrategia:

¿Mejor entrar a competir en un mercado saturado o buscar un nicho por explotar?, ¿abordar a la nueva clientela bajo nuestra firma o integrándonos en un grupo extranjero que nos facilite la tarea?, ¿diferenciar ampliamente nuestro producto de la competencia u ofrecer lo mismo pero con mayores facilidades? Preguntas como esta debemos tenerlas resultas de antemano para asegurar el éxito de cuanto menos el aterrizaje de nuestra empresa en el extranjero.

Por otra parte, tampoco debemos caer en el error de llegar al nuevo territorio con una flamante sede y lanzar sin más el producto pese a haber realizado estudios de mercado que nos aseguraran cierto nivel de ganancias y por tanto, de éxito. El desembarco debe ser poco a poco, comenzando con alguna exportación ocasional, abriendo línea de mercado con envíos cada vez más habituales que vayan aumentando la presencia y el conocimiento del producto, abriendo una pequeña delegación o un hub logístico y finalmente creando una sede internacional.

Si encontramos algún freno u obstáculo en alguno de estos 4 pasos, deberemos replantear la estrategia o cambiarla hasta hacerla exitosa y así poder continuar con paso firme la internacionalización.

#5 Presenta tu marca en ferias dentro de un plan de marketing internacional

Con todo ya dispuesto y con la maquinaria empresarial perfectamente engrasada para ponerse en marcha, no nos debemos olvidar de lo más imprescindible: nuestros clientes. Para ello, debemos presentarnos ante nuestro potencial público de forma que entiendan que nuestro producto no es una opción más, sino una opción diseñada perfectamente para ellos, acorde a los resultados obtenidos en los estudios de mercado y a cómo hemos planteado resolver sus necesidades.

Por ello, el plan de marketing ideal debe focalizarse al menos al principio, a un público perfectamente targetizado, como el que se encuentra en ferias sectoriales o al que podemos llegar mediante campañas online segmentadas.

Por esta razón, resulta ideal presentarnos en las ferias internacionales que previamente tanteamos con nuestro stand de diseño, siguiendo las claves de éxito que apreciamos en la competencia en nuestra anterior visita además de las recomendaciones de la reputada empresa de construcción y diseño de stands que contratemos.

Siguiendo estas 5 estrategias, no temiendo explorar todas las posibilidades del mercado y dejándonos asesorar por experimentados profesionales en cada una de las fases, tendremos mucho camino allanado para esta apasionante aventura que supone ver crecer tu negocio más allá de nuestras fronteras.

 

Como preparar mi asistencia a ferias comerciales - Ebook

También te puede interesar:

Nuevo llamado a la acción
Como preparar mi asistencia a ferias comerciales - Ebook

Últimos artículos

Facebook ByQuam Twitter ByQuam Linkedin ByQuam Diseño de Stands Pinterest byQUAM Instagram byQUAM Solicite información en ByQuam